Saltar al contenido
LosMejoresChistesCortos.info

Todos los chistes

Un anciano muere y va la cielo. Allí es recibido por San Pedro.
¿Me puede decir cómo se llama?
Pues, es que no me acuerdo.
A ver, le pondré algunos nombres, y me dice si le suenan. ¿Carlos? ¿Luis? ¿Juan? ¿Antonio?
– No creo que no, ninguno me suena, aunque podría ser uno de esos.
San Pedro, desesperado, va a ver a Jesús, al que le cuenta el caso del anciano.
Entonces Jesús acude a hablar con él.
Mire, le haré unas preguntas, intente recordar, ¿de acuerdo?
El anciano asiente.
¿En qué trabajabas?
Creo que era carpintero.
¿Estabas casado?
Creo que sí, era una mujer muy buena, casi un santa, creo recordar.
¿Tenías hijos?
Sí, uno, pero era muy independiente.
Entonces Jesús llora de alegría, y corre a abrazar al anciano.
¡Papá, soy yo tu hijo!
Entonces el anciano llora también y exclama emocionado.
¡Pinocho!

Primer acto: Chicha no quiere salir de su casa.
Segundo acto: Chicha no sale de su casa.
Tercer acto: Chicha no salió de su casa.
¿Cómo se llama la obra?
SALCHICHA.

Llega un patito a una cantina y le pregunta al cantinero:
¿Tiene uvas?
A lo que el cantinero responde:
No.
Entonces, el patito se va, regresa, y vuelve a hacer la misma pregunta:
¿Tiene uvas?
Y el cantinero responde enojado:
¡No! Y le dice:
Mira, si vuelves a hacerme la misma pregunta, te voy a clavar los pies al piso.
Entonces el patito sale asustado, regresa y pregunta:
¿Tiene clavos?
Y el cantinero responde:
No.
Y el patito dice:
Entonces, ¿tiene uvas?

– Papá, papá, ¡ya no quiero ir a Europa!
– Cállate y sigue nadando.

-Oye Manolo, ¿Me prestas tu champú?
-Pero si tú tienes.
-Sí, pero el mío dice para cabellos secos y el mío está mojado…